17 Nov 2018

Amazonas se viste de azul en el Aniversario de la Fuerza Aérea Colombiana

El maravilloso y majestuoso tapiz verde del Amazonas se cubrió del profundo y eterno azul que reviste a todos aquellos guerreros arpía que por noventa y nueve años han escrito páginas de gloria surcando los cielos de la patria.

La historia habla por sí misma. El Amazonas y la Fuerza Aérea Colombiana tienen un vínculo inquebrantable, pues aquella Batalla de Tarapacá en el Conflicto con el Perú llevada a cabo en 1933 fue un evento decisivo que brindó justificación histórica y militar a la creación de la institución más querida por los colombianos.

Leticia, la capital con color de frontera, fue el epicentro de la celebración del Nonagésimo Noveno Aniversario de la Fuerza Aérea Colombiana, liderada por los hombres y mujeres del aire que integran el Grupo Aéreo del Amazonas. Durante una semana, el GAAMA realizó un despliegue sin precedentes en esta región para contar su historia a la población amazonense y con diversidad de estrategias, exponer todas aquellas capacidades que constituyen el presente y proyectan el futuro de la FAC, convirtiéndola así en una institución poderosa. Así pues, durante toda la semana, en las instalaciones de la Casa de la Cultura de la ciudad de Leticia se efectuó una exposición estática que recibió la visita de un sinnúmero de habitantes del departamento. Por medio de imágenes, fotografías inéditas, réplicas de aeronaves, simuladores de vuelo, modelos ART (aeronaves remotamente tripuladas), elementos aeronáuticos y narración de historias de vida basadas en traslados aeromédicos y rescate de personal se explicó a los asistentes la misión que cumplen los hombres y mujeres del aire a lo largo y ancho del territorio nacional. De igual manera, los caninos asignados al GAAMA se robaron los aplausos de grandes y pequeños mostrando todas sus habilidades en la detección de elementos que representan un riesgo para la seguridad en diferentes contextos.

En una sección de dicha exposición, se exhibieron dibujos realizados por niños amazonenses, quienes con cada trazo y cada color, expresaron su enorme afecto, respeto y admiración hacia la Fuerza Aérea Colombiana.
En el marco de esta jornada tan importante, también se realizó un CineMaloca Aeronáutico, cuyo nombre simbolizó dicha confluencia amezonense y aérea que se pretendía con esta magna celebración. Por medio del filme proyectado se resaltó la importancia y fortaleza del poder aéreo a través de la historia.

La celebración del Nonagésimo Noveno Aniversario de la Gloriosa Fuerza Aérea Colombiana en el extremo sur de la patria finalizó con tres actos muy significativos; en primer lugar, se llevó a cabo una Parada Militar en el Parque Santander, la cual fue presidida por el señor Brigadier General César Augusto Parra León, Comandante de la Sexta División del Ejército Nacional; además de haber sido engalanada por la mística de los guerreros arpía que integran el GAAMA. Ante la silla vacía de un poderoso Caravan C-208, durante un minuto, el Amazonas acogió un silencio inefable y solemne para enaltecer a todos aquellos hombres y mujeres que han surcado los cielos de Colombia ofrendando su vida por el cumplimiento del deber, convirtiéndose en héroes perennes de la Nación. Durante la Parada Militar, un grupo de niños en honor a esta efeméride, entonó por primera vez el himno a la Fuerza Aérea Colombiana en ticuna, lengua aborigen de diversas comunidades indígenas del Amazonas; acto que simbolizó unión, hermandad y lealtad.
Posteriormente se realizó una ceremonia eucarística en la Catedral Nuestra Señora de la Paz de Leticia presidida por el Monseñor José de Jesús Quintero Vicario Apostólico del Amazonas, en acción de gracias al Todopoderoso por noventa y nueve años de satisfacciones y a su vez, poner en sus manos el presente y futuro de la institución.
Invitados especiales, así como oficiales, suboficiales, soldados y personal civíl que integran la Falange Sur de la Fuerza Aérea Colombiana, hicieron un cierre sobrio y significativo en el cual cada palabra que configura la "Oración a los que llevamos la Aviación en el Alma" logró adornar los sonidos y colores propios de la Amazonía Colombiana; siendo un emblema de arrojo y altivez que enorgullece a todo guerrero arpía una vez la reza y fascina a todo aquel que la escucha.
De esta manera, la presencia de la Fuerza Aérea Colombiana en la triple frontera demuestra que la esencia de su existencia, evolución y transformación es la población, la cual ha motivado una historia construida con base en el honor, valor, compromiso y seguridad. La eterna amada azul ha cumplido noventa y nueve años de grandeza en el cielo de nuestra patria y seguirá desplegando sus alas para llegar a cualquier rincón del país y unir a todos los colombianos, siendo además la protectora indeleble de una Nación colmada de sueños por cumplir.

Así se va a las Alturas.

Comunicaciones Estratégicas GAAMA